Alimentación balanceada para mi Labrador

Los Labradores tienen por naturaleza tendencia a la obesidad. Por este motivo, su alimentación sana y equilibrada es fundamental para llevar adelante una vida saludable. Además, es importante el ejercicio físico periódico para evitar el sobrepeso desde su juventud y hasta la vejez.

Generalmente, los alimentos que pueden comprarse en las tiendas contienen todos los nutrientes necesarios para brindarle a nuestro Labrador una alimentación completa y variada. No obstante, es aconsejable consultar con el veterinario de confianza acerca de marcas y cantidades de acuerdo a la edad y peso de nuestro perro.

Entre las distintas marcas de alimentos para perros, existen clasificaciones de acuerdo a si es cachorro o adulto, el tamaño del perro, etcétera. Además, puede optarse por alimentos secos, húmedos o enlatados, alimentos que pueden conservarse en el congelador, golosinas para perros (debe consultarse con el veterinario), alimentos complementarios o complementos.

En el caso de un Labrador Retriever de 30 kilogramos, necesitará un kilo y medio de alimentos de tipo húmedo; si es un alimento a base de carne requerirá de un kilogramo diario en combinación con arroz o algún otro alimento complementario. Si preferimos alimentarlo con alimentos secos, debemos saber que existen dos tipos diferentes: las raciones que vienen preparadas para servirle a nuestra mascota y las raciones complementarias a base de cereales u hortalizas.

De todas formas, es importante el asesoramiento por parte del veterinario para poder brindarle a nuestro Labrador la mejor alimentación.

 

Etiquetas: , , , , , ,

Vacunas y cuidados médicos del cachorro

 

vacunas

Cuando adoptamos una mascota, sin importar su raza, es fundamental tomar las responsabilidades correspondientes para garantizar el cuidado y crecimiento saludable del mismo.

Cuando el cachorro llega al hogar, además de la alegría que produce en toda la familia, es importante realizar todas las tareas necesarias para cuidarlo adecuadamente. En primer lugar, debemos contar con algún veterinario que nos genere la confianza suficiente para que se encargue de la salud de nuestra nueva mascota.

Cuando acudimos al veterinario, lo examinará y luego procederá a la desparasitación. Luego del mes y medio podrá aplicársele la vacuna PUPPY contra parvo y moquillo. Es importante que el perro no salga de su hogar antes de las vacunas ya que no tiene su sistema inmune completamente desarrollado y podría contraer alguna enfermedad.

A los dos meses, o a los quince días de la primera vacuna se inocula la DHPPI contra parvo-moquillo, leptospirosis, hepatitis y tos de perreras. Quince días más tarde se le aplicará un refuerzo de esta última y a los seis meses la vacuna contra la rabia.

Luego se repiten las vacunas una vez al año como refuerzo para asegurar el desarrollo completo y adecuado del sistema inmunológico.

Las vacunas son uno de los cuidados básicos que un animal debe recibir. Es aconsejable contar con una libreta sanitaria para poder llevar un control adecuado, no sólo de la vacunación sino de todas las consultas y enfermedades que el animal padezca. De esta manera el veterinario podrá conocer mejor la historia clínica de nuestro Labrador.

 

Etiquetas: , , ,

Cuidados que nuestro Labrador necesita

cuidados labrador

El Labrador, además de sur un perro muy amigable y dócil, es un animal que no necesita de grandes cuidados. Es importante cuidar su pelaje con un cepillado al menos una vez a la semana. Cuando están en la etapa de muda o cambio de pelaje es necesario cepillarlo diariamente. Este proceso se da dos veces al año. El cepillado es uno de los cuidados más importantes para nuestro Labrador.

Con respecto al baño no es necesario más de dos veces al año, empleando algún champú especial para perros. Para conocer cuáles son los mejores es recomendable consultar con el veterinario.

cuidados labrador

Uno de los cuidados más requeridos para estos perros es el de las orejas. Semanalmente deben revisarse las orejas del Labrador debido a que tienden a contraer infecciones. Esto se debe a que su pabellón colgante no permite la circulación del aire y pueden desarrollarse colonias de bacterias por el calor y la humedad. Una de las infecciones más comunes es la otitis. Para limpiar las orejas correctamente existen productos especiales para los que debe consultarse con el veterinario. No utilizar algodón porque pueden quedar rastros en la oreja del perro. Emplear un trozo de tela enrollado sobre el dedo.

En ocasiones es necesario cortarle las uñas al Labrador. Generalmente se realiza este cuidado cuando el perro no frecuenta pisos duros, ya que cuando lo hace las uñas se desgastan solas de manera natural. Para cortar las uñas es necesario ser completamente cuidadosos y no cortar de más porque podría ser muy doloroso para nuestra mascota. Es aconsejable que esta tarea la realice algún profesional para evitar posibles complicaciones.

Etiquetas: , , , ,

Longevidad de un Labrador

En ningún caso debe aplicarse el famoso mito de multiplicar la edad de nuestra mascota por siete. Existe una tabla que permite establecer una equivalencia entre el perro y el humano, pero es sólo estimativa. Según dicha tabla, un Labrador puede vivir alrededor de doce años.

La edad más plena del Labrador es alrededor de los tres o cuatro años. En esta edad el perro posee sus sentidos totalmente desarrollados. A partir de los siete años aproximadamente, comienza a descender esta vitalidad y comenzará a disfrutar de la calma y tranquilidad. Querrá dormir más tiempo y en invierno se acercará un poco más a la calefacción del hogar.

Algunas enfermedades de la edad avanzada del Labrador

Generalmente estos perros pierden la audición y pueden presentar cataratas en los ojos. Es posible que pierdan los dientes y pueden tener algún problema de próstata. Su carácter también se modifica volviéndose más rutinarios.

Para que nuestro perro llegue a la vejez de la mejor manera, dependerá de cómo fue cuidado en su juventud por sus dueños. El ejercicio, la higiene, la buena alimentación, los controles con su veterinario, son factores muy importantes desde el nacimiento del labrador.

Cuando nuestra avance en edad requerirá de algunos cuidados especiales. Es importante que siga haciendo ejercicio moderado y que reciba buen abrigo y alimentación equilibrada.

Etiquetas: , , , ,

Llegó nuestro cachorro Labrador

Cuando nuestro cachorro llega al hogar, es común que le tome un tiempo adaptarse correctamente, y como todo cachorro necesitará de todo nuestro amor y paciencia. Es normal que quiera morder todas las cosas, que no le guste su cama y duerma en cualquier lado o que se despierte a las tres o cuatro de la mañana y quiere que juguemos con él. Todas estas cuestiones sólo requieren de un poco de tiempo y cariño de parte de su dueño para que cambie su conducta.

Los perros muy pequeños necesitan de atención constante para poder ser educados. Para poder comenzar con su educación nuestro cachorro necesita un corral. Este corral será el lugar dónde dormirá y jugará. Puede ser una caja lo suficientemente grande para que quepa cuando crezca.

Luego de cada comida es fundamental llevarlo afuera para que juegue y pueda hacer sus necesidades fuera de la casa. Luego, el cachorro necesita dormir y cuando se despierte deberás llevarlo afuera nuevamente. De a poco el cachorro incorporará esta rutina y creará un hábito.

Es aconsejable comprarle huesos de cuero para que muerda. No obstante, al morderlo puede ir al estómago y comer menos, por lo que es importante vigilar este asunto. Además, sus dientes crecerán y podría romperlo, por eso es necesario ser muy cuidadoso.

Tomando todos los consejos de tu veterinario, tu cachorro crecerá sanamente y con todo el amor que su dueño tiene para ofrecerle será sin lugar a dudas, un cachorro muy feliz.

Etiquetas: , , , , ,