Estimular al Labrador Retriever

Cuando decidimos adoptar una mascota de determinada raza, es aconsejable realizar una pequeña investigación acerca de los cuidados específicos que dicha raza requiere. El Labrador Retriever es una raza de perros ideal para la familia. Es un perro que sabe adaptarse fácilmente a diferentes entornos y es muy cariñoso y juguetón con los niños. Si bien necesita del paseo diario, puede vivir fácilmente en departamentos.

Es importante y recomendable controlar la jerarquización del Labrador. Es un perro con gran inteligencia y en ocasiones puede tender a jerarquizarse hábilmente ante su dueño. No obstante, es un perro que con una educación y adiestramiento sencillos puede corregir esta actitud fácilmente. El Labrador Retriever necesita de afecto, tiempo y en este momento también debe demostrársele la jerarquía del amo. Esto se logra también mediante la alimentación.

La alimentación es muy importante para esta raza. No debemos olvidar que es una raza que tiende a la obesidad y por esta razón debe supervisarse su dieta estrictamente. El alimento que recibe es fundamental para su correcto crecimiento físico e intelectual.

Jugar con nuestra mascota es muy recomendable para mantener su bello temperamento. Es un animal naturalmente cálido y predispuesto a satisfacer y complacer a sus dueños. Sin embargo, si sus dueños no comparten tiempo con él no será posible esperar nada a cambio. Es importante alentarlo y premiarlo cuando realiza bien sus tareas.

Mientras pasamos tiempo con nuestra mascota también podremos aprender a interpretar su comportamiento. Los perros también se expresan y nosotros también debemos aprender a entenderlo, así como ellos lo hacen con sus amos. Cuando aparecen cambios en su comportamiento notables, debemos consultar con el veterinario.

Etiquetas: , , , ,

Algunos cuidados de la salud del Labrador Retriever

Afortunadamente, el Labrador Retriever no es una raza con tendencia a padecer enfermedades. Es un perro muy sano, siempre y cuando reciba los cuidados necesarios durante su crecimiento. No es un animal que manifieste ningún tipo de enfermedad específica como suele ocurrir con otras razas. Sin embargo, es fundamental brindarle a nuestro Labrador todo lo que necesite para garantizarle la mejor calidad de vida posible.

Si bien no es un perro que presente enfermedades complejas o particulares, esta raza tiene predisposición a la obesidad. En consecuencia puede presentar displasia de cadera, de codo y también puede llegar a tener dificultades en la visión. Para evitar estas enfermedades, es fundamental asegurarle a nuestro Labrador una alimentación balanceada y una rutina de actividad física, especialmente para controlar su peso.

Lo que la mayoría de los veterinarios indican es realizar con nuestro Labrador alrededor de tres paseos al día. No sólo le servirá para ejercitarse, sino también para sociabilizar. Esta última actividad es muy importante para el Labrador debido a su temperamento amigable con los seres humanos y porque necesita relacionarse con otros pares.

Si existiera la posibilidad, es recomendable que pudiera nadar alguna vez. La natación para el Labrador es muy apropiada ya que esta característica se encuentra en su naturaleza.

Otro consejo sobre la alimentación del Labrador es cuidar la cantidad de comida que recibe. Nuestro veterinario sabrá indicarnos cuánto debe comer nuestra mascota, y debemos evitar dejarle el plato lleno durante el día.

Etiquetas: , , , , ,

El Labrador y su familia

labrador y familia

El Labrador desde sus orígenes presenta un carácter estable y equilibrado. Este temperamento es vital para convertirse en la actualidad en uno de los perros más indicados para la familia. Es un perro que posee la capacidad de adaptarse fácilmente a diferentes circunstancias. Se lo describe como un animal inteligente, fiel, entusiasta y con una gran voluntad de complacer a sus amos.

Es un perro naturalmente amable sin dejos de agresividad. Otra de las características que presenta en Labrador es que no es para nada tímido. Por estos motivos, el Labrador que cumple el estándar de su raza es un perro especial para la vida familiar y para compartir tiempo con niños.

labrador y familia

Para que el Labrador presente todas estas características de forma pura e integral es fundamental su crianza. Este perro criado de manera correcta, es decir, cumpliendo todos los requerimientos para su crecimiento normal y saludable, sin dudas será un perro excelente para la familia.

El Labrador podrá integrarse fácilmente a la rutina familiar y a la vida urbana, a pesar de ser un perro de campo originalmente. De todas formas, es importante que practique diariamente caminatas y ejercicios ya que es un perro con tendencia a la obesidad.

El Labrador disfruta complaciendo a sus dueños por lo que adora pasar tiempo con su familia. Sin embargo, es un perro con una personalidad fuerte pero de temperamento suave. Cabe destacar, que estas cualidades dependerán también de la educación que reciba y de la manera en la que se lo premia cuando realiza tareas correctamente. Esta cuestión es fundamental para el desarrollo y crecimiento de nuestra mascota y es importante asesorarse con un profesional para educarlo de la mejor manera.

Etiquetas: , , , ,

El carácter del labrador

Carácter del Labrador

El Labrador es un perro verdaderamente inteligente que tiene la capacidad de aprender con mucha facilidad. Posee un temperamento muy tranquilo por lo que se convierte en una mascota ideal para el hogar. Tiene especial relación con los niños y es un perro sumamente cariñoso. Además de todas estas características, el Labrador disfruta mucho de su relación con su amo y es gracias a esto que es un perro muy obediente.

Los primeros meses de vida de los labradores son decisivos para su comportamiento posterior y para definir su personalidad. Esta raza es muy adecuada para el campo pero gracias a su personalidad el Labrador sabe adaptarse fácilmente a los cambios y a la vida urbana.

Los labradores son enemigos de la soledad. Necesitan de mucho cariño para crecer saludablemente. Es un perro muy fiel y de una gran nobleza. Es un compañero ideal para aquellos que viven solos.

Estos perros no necesitan mayores cuidados como otras razas. Es importante cuidar su alimentación para evitar que aumenten de peso exageradamente y necesitan de actividad física. Para cuidar su pelaje es suficiente con un cepillado una o dos veces por semana. Su pelo protege al perro de los rayos UV y del agua.

Etiquetas: , , , ,