Algunos cuidados de la salud del Labrador Retriever

Afortunadamente, el Labrador Retriever no es una raza con tendencia a padecer enfermedades. Es un perro muy sano, siempre y cuando reciba los cuidados necesarios durante su crecimiento. No es un animal que manifieste ningún tipo de enfermedad específica como suele ocurrir con otras razas. Sin embargo, es fundamental brindarle a nuestro Labrador todo lo que necesite para garantizarle la mejor calidad de vida posible.

Si bien no es un perro que presente enfermedades complejas o particulares, esta raza tiene predisposición a la obesidad. En consecuencia puede presentar displasia de cadera, de codo y también puede llegar a tener dificultades en la visión. Para evitar estas enfermedades, es fundamental asegurarle a nuestro Labrador una alimentación balanceada y una rutina de actividad física, especialmente para controlar su peso.

Lo que la mayoría de los veterinarios indican es realizar con nuestro Labrador alrededor de tres paseos al día. No sólo le servirá para ejercitarse, sino también para sociabilizar. Esta última actividad es muy importante para el Labrador debido a su temperamento amigable con los seres humanos y porque necesita relacionarse con otros pares.

Si existiera la posibilidad, es recomendable que pudiera nadar alguna vez. La natación para el Labrador es muy apropiada ya que esta característica se encuentra en su naturaleza.

Otro consejo sobre la alimentación del Labrador es cuidar la cantidad de comida que recibe. Nuestro veterinario sabrá indicarnos cuánto debe comer nuestra mascota, y debemos evitar dejarle el plato lleno durante el día.

Etiquetas: , , , , ,