La personalidad del amo influye en el carácter del perro

Labrador Mirando el Amo

En entradas anteriores nos hemos ocupado del carácter de estos magníficos perros. Hoy profundizaremos sobre el tema, pero desde otro punto de vista: ¿cuánto influye en la conducta de estos animales, el carácter y personalidad de su dueño?

Los labradores pertenecen a una raza de gran lealtad, inteligente y cariñosa. Criados en franco contacto con los seres humanos, resultan mascotas de innmejorable humor y permanente compañía. Es proverbial su buena predisposición al juego, su afecto por los niños y su excelente desempeño como guardianes.

Si tu interés es entrenar a tu labrador debes recordar que el primer ejercicio importante es el que se destina a que aprenda a reconocer y obedecer la voz de su amo. Esto se logra con palabras firmes pero amables, sin regaños extremos ni gritos exagerados. Los expertos aseguran que se obtienen más y mejores resultados si las órdenes son claras y breves y provienen de un tono de voz que no supere los decibeles de una conversación normal.

Muy astutos e inteligentes, aprenderán con facilidad todo cuanto les enseñes… lo bueno y lo malo. Por eso es fundamental ser cauto a la hora de enseñarle juegos o “travesuras” pues las recordará toda su vida y será muy difícil quitárselas después. Cuando cachorros son sumamente activos y podrían llegar a fastidiar bastante con su afición por los objetos móviles, correteando todo cuanto pase dentro de su campo visual. Aprovecha este interés por los objetos para enseñarle a identificar claramente uno de otros y de a poco dejar en su personalidad consignas claras y precisas sobre cómo actuar en cada caso. Por ejemplo: no romper los juguetes de los niños, no destruir el jardín, etc… Verás con cuánta facilidad recuerda lo enseñado.

En cuanto al dueño, también es importante que posea la personalidad adecuada para llevar adelante una relación afectiva con un labrador. Su carácter debe ser cordial, amable, predispuesto al juego y las caricias. Está comprobado que un perro criado junto a una persona poco sociable o demostrativa, se volverá huraño, desconfiado y hasta destructivo.

Son animales ideales como lazarillos para ciegos por la entrañable relación que son capaces de entablar con su amo. No responden a tratos violentos, ni castigos severos. Siempre será preferible que premies sus logros en vez de castigar sus errores. Con firmeza, amabilidad y por sobre todas las cosas, con gran respeto, obtendrás de tu labrador el magnífico compañero que puede llegar a ser.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Ejercitación y buena alimentación, las claves de la salud

Si debemos ser honestos esta raza no es la más indicada como mascota para personas que viven en pequeños apartamentos en la ciudad, a menos que tengas la disciplina y la constancia para proveerle a tu labrador de al menos 60 minutos diarios de ejercicio.

Su gran resistencia física y su sólida estructura muscular requieren de una caminata cotidiana y de una cantidad apropiada de actividad física para mantenerse saludable y fuerte. Un parque cercano, un paseo por la zona, resultan imprescindibles para que el perro desgaste la energía acumulada y no desarrolle sobrepeso.

En cuanto a su alimentación lo adecuado es por adquirir productos balanceados en tiendas especializadas y por supuesto escoger la calidad de marcas reconocidas. En caso que el perro estuviera cumpliendo indicaciones o tratamiento médico, será preciso proveerle de alimento preparado específicamente para su afección y por el término que el veterinario lo indique.

Lo más adecuado es alimentarlo dos veces por día, y en ningún caso debe estar “siempre disponible”. Cuando dejamos alimento para que sea consumido cuando el animal lo desee, es común perder de vista las cantidades ingeridas y por consiguiente se corre el riesgo de que consuma más calorías de las recomendadas.

El agua en cambio, debe estar a su disposición de manera constante y ser fresca y limpia, pues como resultado de su energía y actividad se mostrará sediento durante gran parte de la jornada.

Recuerda que estos son lineamientos generales sobre el ejercicio físico recomendado y el tipo de alimentación que puedas brindarle a tu labrador, pero en ningún caso reemplazarán los consejos profesionales de tu veterinario de confianza.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,