Algunas patologías propias de la raza Labrador

Algunas patologías propias de la raza - Labrador Blanco Sentado

Aunque sea justamente considerado como una de las razas más fuertes y trabajadoras, los labradores retriever no están exentos de sufrir algunas patologías que son propias de la raza, pero que pueden prevenirse o incluso evitarse con los cuidados oportunos.

A continuación citaremos algunas de las enfermedades más comunes en estos animales con el objetivo de informar y que mediante el conocimiento, puedas acudir tempranamente a una visita veterinaria y arbitrar todos los medios para que tu labrador goce de óptima salud durante gran parte de su vida.

DISPLASIA DE CODO
Tal como sucede en el caso de la displasia de cadera, de la que ya nos hemos ocupado en entradas anteriores, la displasia de codo también tiene una fundamentación genética y se manifiesta desde muy temprana edad. Por lo general aparece alrededor del primer año de vida por lo que resulta primordial efectuar los controles radiológicos frecuentes ya que se trata de una patología que puede ser asintomática y es preciso anticiparse a las dolorosas consecuencias de una atención tardía.

MIOPATIA DE LA COLA
Esta afección se conoce también como “cola húmeda” y no es exclusiva de los labradores pero suele manifestarse con cierta frecuencia. El síntoma más contundente es la parálisis de la cola que por lo general es activa y vivaz en esta raza. Entre las causas más comunes que pueden producir Miopatía de la cola podemos citar los entrenamientos prolongados, áreas de reposo poco adecuadas, baño en aguas frías, entre otras. Con tratamiento veterinario esta patología es fácilmente reversible mediante la administración de antiinflamatorios y otros medicamentos. No debe ser motivo de alarma para los dueños.

ROTURA DE LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR

Aunque no se trata de una patología de origen genético, es muy común en la raza debido a una debilidad manifiesta en la rodilla acentuada por el peso del animal y la exacerbada actividad física que realiza. La manera más recomendada de prevención es mediante radiografías periódicas y llegado el caso, una intervención quirúrgica.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,