Posibles enfermedades del Labrador en la vejez

Cuando nuestra mascota llega a una edad avanzada, debemos seguir cuidándolo con todo el amor y el afecto al que está acostumbrado desde que es cachorro. Nuestra mascota necesitará de algunos cuidados extra cuando envejece y es nuestra obligación asegurarle una calidad de vida buena como se la dimos hasta hoy.

Algunas de las enfermedades frecuentes que suelen aparecer en la vejez son la displasia y las taras oculares. La displasia es muy común en los labradores debido a su cuerpo macizo. Puede presentar dos tipos de displasia, la de cadera y la de codo. En algunos casos la displasia de cadera es hereditaria, aunque puede empeorar a causa de la mala alimentación, obesidad y ejercicios muy fuertes o violentos en la etapa de desarrollo del labrador.

Es importante controlar el crecimiento de nuestro labrador y garantizarle una buena y equilibrada alimentación. Con una dieta saludable podremos evitar el crecimiento excesivo y la obesidad. Los labradores tienen una tendencia natural a engordar por lo que requieren de actividad física. Sin embargo, los ejercicios deben ser adecuados para el labrador en su crecimiento para poder evitar esta enfermedad.

En el caso de las taras oculares es común encontrarse con labradores que presentan cataratas y atrofia de la retina. En el caso de las cataratas pueden aparecer cuando son jóvenes y pueden dejar sin visión al perro al año de vida. Por esta razón, un control con el veterinario todos los años será clave para evitarle esta enfermedad.

Etiquetas: , , , , , ,

El documento de un Labrador

El “pedigree” es un certificado que indica el origen y la pureza de un perro. En este documento se registra toda la información de nuestra mascota, incluyendo sus antepasados. Los animales de razas más puras poseen este pedigree y es imprescindible tenerlo para dedicarse a la crianza de cualquier tipo de raza.

Cuando compramos un cachorro, debemos asegurarnos que nos entreguen este documento y es un derecho que se tiene como comprador. Existen muchas ventajas al adquirir una mascota con pedigree, como por ejemplo asegurarnos de que el cachorro esté correctamente registrado ante la Federación Cinológica (al menos en Argentina).

Cuando recibimos un cachorro con la transferencia original, debemos corroborar que la información esté completa (registro genealógico, nombre, fecha de nacimiento, sexo, color).

Es un deber del criador disponer de todos los datos de los perros que posee. Es importante saber sobre esta documentación para quienes desean adquirir un cachorro verdaderamente puro. Si una familia está dispuesta a adoptar una mascota sin importar su origen, sin dudas esta información no es necesaria.

Este certificado es una garantía de pureza. Es importante destacar que es un trámite arancelado, y no es obligatorio. Sin embargo, es recomendable tenerlo para criar a nuestro cachorro con los cuidados que necesita de acuerdo a su raza.

Etiquetas: , , , , ,

Consejos para el parto de tu perra labrador

parto-labrador

Las perras labrador tiene un período de gestación que ronda entre los 58 y 65 días, la variación puede deberse a la cantidad de cachorros.

Es así que a más cachorros  menos días de gestación, ya que suelen estar más incómodos y reciben menos alimento, por lo cual el parto puede adelantarse, aunque solamente unos pocos días.

Los síntomas del parto comienzan unas 24 hs antes del mismo, y notarás que tu perra se vuelve inquieta y nerviosa, busca un lugar para hacer nido, recorriendo la casa y lugares que no solía frecuentar, raspa el piso y busca dónde acomodarse para el parto.

Las contracciones de parto son similares a las de defecar y cuando comienzan el parto es inminente, antes de estas puede tener contracciones uterinas, que son previas al parto pero no efectivas para este.

Es importante prepararle un lugar, porque si no estará muy intranquila y puede llegar a elegir un espacio que te parezca inconveniente.

La paridera, o cama de parir de tu labradora debe ser lo suficientemente amplia como para que quepa estirada, delimitada con maderas de una altura que no deje escapar a los cachorros pero que si deje salir a la madre con facilidad.

En el piso de la paridera te conviene colocar un material absorbente que pueda cambiarse con facilidad para asegurar la higiene del lugar, como cartón y trapos viejos.

Acompaña a tu mascota en el proceso del parto, y asegúrate que esté cómoda y tranquila.

Etiquetas: , , , , , ,

La obesidad en el labrador

perros-labrador

El perro labrador tiene una gran tendencia a ponerse obeso, por lo cual es fundamental cuidarlo en las comidas diarias, ya que este mal acarrea complicaciones que no deseamos en nuestra amada mascota…

La obesidad está cerca de todo animal que tiene genes de trabajo y gran actividad física, y no desarrolla actividad alguna, o poca actividad para su especie.

Es aconsejable entonces aumentar la cantidad y calidad de la actividad física, los ejercicios diarios, las caminatas y los juegos al aire libre y disminuir la ingesta de alimentos que engordan, o la sobre alimentación.

El Labrador tiene, además, una adolescencia prolongada, por lo cual no son muy convenientes para personas de hábitos sedentarios, y, aunque se adaptan a la vida de departamento, deben realizar actividad física diariamente.

El peso normal de un labrador debe estar entre los 27Kg y 34Kg en los machos, y 25Kg y 32Kg en las hembras.

Los problemas de salud habituales en un labrador son:

  • Displasia de cadera
  • Displasia de codo
  • Obesidad
  • Problemas de la vista

Para evitar la obesidad trata de darle de comer lo necesario y no dejarle el plato lleno todo el día porque es goloso.

También son imprescindibles 3 paseos diarios, si vives en departamento. Y jugar con él un par de veces al día más un paseo si tienes parque y jardín donde pueda retozar a gusto.

Juega y disfruta a su lado, no le des golosinas ni azúcar y que coma acotadamente, para conservar su buen estado físico y su salud de forma integral.

Cuida a tu bello labrador de la obesidad.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Cómo prevenir la rabia

La rabia es una enfermedad viral del sistema nervioso central.
La origina un virus que afecta principalmente al cerebro, llegando a él través de los nervios por una herida que el perro se lame, o alguna lesión en la boca.
La enfermedad se contagia de un animal de sangre caliente a otro, a través de mordeduras o del contacto de la saliva infectada con una herida, la incubación es variable, dependiendo de en qué zona del cuerpo se haya infectado, pero no menos a 10 días ni mayor a 4 meses.
La enfermedad se presenta de dos formas:
Furiosa: en esta forma aparece un evidente cambio de carácter, el perro se torna desconfiado, triste e nervioso, que pasa de sólo leve a muy excitado y extremadamente nervioso, con mirada fija de pupilas dilatadas y chorreándose saliva por la boca, luego inicia la parálisis de las extremidades comenzando y evidenciándose al principio por un andar vacilante, y por último ya no logra levantarse. La muerte llega rápidamente.
Muda: en esta forma el cambio de carácter también ocurre, se vuelve hosco comenzando a refugiarse en lugares oscuros y alejados, o, muchas veces sucede, que busca alterado la compañía de su dueño. La parálisis es progresiva y el animal muere a los 2 ó 3 días.
Como forma de prevenir esta espantosa enfermedad nunca salga con su perro Labrador sin correa y evite las peleas donde otros perros puedan morderlo.
Tener la casa, el jardín y el barrio libres de roedores también es buena prevención ya que son unos de los principales transmisores de la rabia.
Es imprescindible también la vacunación periódica contra la rabia ya que, existiendo esta maravillosa prevención, no existe motivo para dejar padecer a nuestra mascota tan espantosa muerte.
La rabia también afecta a los seres humanos, así que vacune a su Labrador y estará protegiendo a su fiel mascota y a toda la familia.

perros-labrador

La rabia es una enfermedad viral del sistema nervioso central.

La origina un virus que afecta principalmente al cerebro, llegando a él través de los nervios por una herida que el perro se lame, o alguna lesión en la boca.

La enfermedad se contagia de un animal de sangre caliente a otro, a través de mordeduras o del contacto de la saliva infectada con una herida, la incubación es variable, dependiendo de en qué zona del cuerpo se haya infectado, pero no menos a 10 días ni mayor a 4 meses.

La enfermedad se presenta de dos formas:

  1. Furiosa: en esta forma aparece un evidente cambio de carácter, el perro se torna desconfiado, triste e nervioso, que pasa de sólo leve a muy excitado y extremadamente nervioso, con mirada fija de pupilas dilatadas y chorreándose saliva por la boca, luego inicia la parálisis de las extremidades comenzando y evidenciándose al principio por un andar vacilante, y por último ya no logra levantarse. La muerte llega rápidamente.
  2. Muda: en esta forma el cambio de carácter también ocurre, se vuelve hosco comenzando a refugiarse en lugares oscuros y alejados, o, muchas veces sucede, que busca alterado la compañía de su dueño. La parálisis es progresiva y el animal muere a los 2 ó 3 días.

Como forma de prevenir esta espantosa enfermedad nunca salga con su perro Labrador sin correa y evite las peleas donde otros perros puedan morderlo.

Tener la casa, el jardín y el barrio libres de roedores también es buena prevención ya que son unos de los principales transmisores de la rabia.

Es imprescindible también la vacunación periódica contra la rabia ya que, existiendo esta maravillosa prevención, no existe motivo para dejar padecer a nuestra mascota tan espantosa muerte.

La rabia también afecta a los seres humanos, así que vacune a su Labrador y estará protegiendo a su fiel mascota y a toda la familia.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,