Algunos cuidados de la salud del Labrador Retriever

Afortunadamente, el Labrador Retriever no es una raza con tendencia a padecer enfermedades. Es un perro muy sano, siempre y cuando reciba los cuidados necesarios durante su crecimiento. No es un animal que manifieste ningún tipo de enfermedad específica como suele ocurrir con otras razas. Sin embargo, es fundamental brindarle a nuestro Labrador todo lo que necesite para garantizarle la mejor calidad de vida posible.

Si bien no es un perro que presente enfermedades complejas o particulares, esta raza tiene predisposición a la obesidad. En consecuencia puede presentar displasia de cadera, de codo y también puede llegar a tener dificultades en la visión. Para evitar estas enfermedades, es fundamental asegurarle a nuestro Labrador una alimentación balanceada y una rutina de actividad física, especialmente para controlar su peso.

Lo que la mayoría de los veterinarios indican es realizar con nuestro Labrador alrededor de tres paseos al día. No sólo le servirá para ejercitarse, sino también para sociabilizar. Esta última actividad es muy importante para el Labrador debido a su temperamento amigable con los seres humanos y porque necesita relacionarse con otros pares.

Si existiera la posibilidad, es recomendable que pudiera nadar alguna vez. La natación para el Labrador es muy apropiada ya que esta característica se encuentra en su naturaleza.

Otro consejo sobre la alimentación del Labrador es cuidar la cantidad de comida que recibe. Nuestro veterinario sabrá indicarnos cuánto debe comer nuestra mascota, y debemos evitar dejarle el plato lleno durante el día.

Etiquetas: , , , , ,

El más cariñoso con los niños

Nuestro Labrador es un perro inteligente, con gran entusiasmo y energía. Es por ello que si no está entrenado y no recibe el estímulo que necesita puede aburrirse y ser inmanejable.

No es un perro agresivo, puede llegar a ladrar para dar aviso, pero su amor incondicional a todos los seres humanos  abarca también a los posibles ladrones así que nunca llegará a la agresión.

Por su gran entusiasmo y cariño los Labradores necesitan tener un objeto y una descarga, es por ello que son muy felices cuando hay niños en la casa con quienes jugar, cuidar y a quienes alcanzar objetos.

El Labrador necesita ejercitarse y gastar energía ya que al ser un perro de caza y cobrador, su  físico está adaptado a esa tarea, que es muy demandante, o sea que le sobrará energía que puede volcar en destruir todo a su paso.

Su exceso de energía se soluciona ejercitándolo, el entrenamiento con él es muy sencillo dado su carácter sociable, y la cantidad de amor que recibe y brinda a los niños lo tendrá equilibrado y feliz.

Y como ama comer, el ejercicio diario lo mantendrá alejado de la obesidad y en equilibrio y salud.

Esta es la simple receta de la felicidad de un Labradorentrenamiento, comida, ejercicio y amor.

Etiquetas: , , , , ,

Dermatitis por contacto, una afección frecuente

A pesar de todos los cuidados que puedas ofrecerle a tu mascota, en algunas oportunidad, su propios hábitos hacen que se manifiesten algunas enfermedades a las que conviene prestarles atención.

Este es el caso de las muy comunes “dermatitis por contacto”. Este tipo de afecciones se caracterizan por la aparición en ciertas áreas del cuerpo del animal de lesiones superficiales de la piel, manchas rojizas y en algunos caos hasta pequeñas pústulas o ampollas.

En principio no debes alarmarte, sino acudir a la consulta profesional con un veterinario especializado en mascotas domésticas quien seguramente indicará un tratamiento basado en corticoides o antibióticos que podrán ser suministrados vía oral o aplicados mediante cremas de manera tópica.

Las dermatitis de contacto se producen de manera más frecuente en testículos, ingles, abdomen o codos y su factor principal es el contacto (tal vez demasiado) con alfombras, tierra seca o pasto. Otro motivo habitual es el hecho de que sobre pisos o alfombras se utilicen productos de limpieza que producen alguna reacción alérgica en el animal.

Será tu veterinario la persona más indicada para establecer el tipo de dermatitis que tu labrador manifiesta e indicarte los pasos más adecuados a seguir para curar su delicada piel y al mismo tiempo eliminar los factores que puedan producirla.

En los casos en los que los animales se lamen esas lesiones o se rascan en demasía, lo más recomendable es la utilización de un “collar isabelino” que impedirá que el propio animal incremente la cantidad de lesiones o empeore las existentes.

Por lo general los tratamientos disponibles en el mercado son altamente efectivos y muy bien tolerados por esta raza, por lo que no existe mayor motivo para preocuparse.

Recuerda que tu labrador debe realizar ejercicio frecuente (no incentives en él hábitos demasiado sedentarios) y que debes mantener su lugar destinado de la casa, limpio (procura usar productos hipoalergénicos para la limpieza) y seguro.

Al cabo de unos pocos días podrás observar una notable mejoría en el aspecto de sus lesiones hasta su total desaparición. La salud de tu labrador es parte de tu responsabilidad como dueño y proveerle los medios necesarios para mantenerlo saludable y vital fortalecerá con tu animal esos lazos de mutuo afecto que les han unido.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

La personalidad del amo influye en el carácter del perro

Labrador Mirando el Amo

En entradas anteriores nos hemos ocupado del carácter de estos magníficos perros. Hoy profundizaremos sobre el tema, pero desde otro punto de vista: ¿cuánto influye en la conducta de estos animales, el carácter y personalidad de su dueño?

Los labradores pertenecen a una raza de gran lealtad, inteligente y cariñosa. Criados en franco contacto con los seres humanos, resultan mascotas de innmejorable humor y permanente compañía. Es proverbial su buena predisposición al juego, su afecto por los niños y su excelente desempeño como guardianes.

Si tu interés es entrenar a tu labrador debes recordar que el primer ejercicio importante es el que se destina a que aprenda a reconocer y obedecer la voz de su amo. Esto se logra con palabras firmes pero amables, sin regaños extremos ni gritos exagerados. Los expertos aseguran que se obtienen más y mejores resultados si las órdenes son claras y breves y provienen de un tono de voz que no supere los decibeles de una conversación normal.

Muy astutos e inteligentes, aprenderán con facilidad todo cuanto les enseñes… lo bueno y lo malo. Por eso es fundamental ser cauto a la hora de enseñarle juegos o “travesuras” pues las recordará toda su vida y será muy difícil quitárselas después. Cuando cachorros son sumamente activos y podrían llegar a fastidiar bastante con su afición por los objetos móviles, correteando todo cuanto pase dentro de su campo visual. Aprovecha este interés por los objetos para enseñarle a identificar claramente uno de otros y de a poco dejar en su personalidad consignas claras y precisas sobre cómo actuar en cada caso. Por ejemplo: no romper los juguetes de los niños, no destruir el jardín, etc… Verás con cuánta facilidad recuerda lo enseñado.

En cuanto al dueño, también es importante que posea la personalidad adecuada para llevar adelante una relación afectiva con un labrador. Su carácter debe ser cordial, amable, predispuesto al juego y las caricias. Está comprobado que un perro criado junto a una persona poco sociable o demostrativa, se volverá huraño, desconfiado y hasta destructivo.

Son animales ideales como lazarillos para ciegos por la entrañable relación que son capaces de entablar con su amo. No responden a tratos violentos, ni castigos severos. Siempre será preferible que premies sus logros en vez de castigar sus errores. Con firmeza, amabilidad y por sobre todas las cosas, con gran respeto, obtendrás de tu labrador el magnífico compañero que puede llegar a ser.

Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Qué tipo de cuidados requiere un labrador?

Tipos de cuidados que requiere un labrador

l carácter alegre y afable de un labrador contagia a todos los habitantes de la casa. Su simpatía y lealtad están presentes a toda hora y los niños disfrutan enormemente de su compañía y juegos.

Pero al igual que cualquier otra mascota requiere de cuidados específicos, que en el caso de los labradores no son tantos, pero que revisten especial importancia para su salud. Podríamos clasificar estos cuidados en dos grandes aspectos: físicos y psicológicos

Ejercicio: la magnífica masa muscular que convierte a los labradores en perros de gran resistencia requiere de una actividad física constantes, programada y adecuada a fin de mantener tonificados los principales grupos musculares y las articulaciones saludables. El ejercicio también favorece la oxigenación sanguínea y la revitalización arterial.

La actividad física con un labrador puede ser además muy placentera tanto para el perro como para su dueño, pues si lo haces en forma de juego, tu mascota disfrutará correr libremente en interacción contigo; si en cambio prefieres proveerle de ejercicio mediante una caminata compartida, su gran resistencia le permitirá caminar a tu lado durante el tiempo que tú decidas y por cualquier tipo de terreno.

Alimentación: tanto el tipo de alimento como la carga calórica diaria, deberán estar en relación al tipo de trabajo o desgaste físico que tu perro realice. Para los ejemplares adultos las raciones están estimadas entre las 1450 y 1650 Kcal (kilocalorías). Recuerda que en el mercado puedes adquirir alimentos específicos para la raza que lo mantendrán saludable y bien nutrido.

Pelo: su pelo corto y fuerte no requiere demasiados cuidados. Un cepillado diario mantendrá su pelo brillante y libre de polvo. El tipo de alimentación que le brindes también será decisivo para que su pelo luzca sano y fuerte.

Cuidados psicológicos:

El labrador es una raza de gran sensibilidad psicológica. Leales, alegres y obedientes, pueden llegar a sentir gran tristeza frente a una reprimenda demasiado severa. Es importante comunicarse con ellos de manera firme pero amable y prodigarle diariamente unos minutos de atención y caricias que fortalecerán enormemente la relación y su confianza.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,