Embarazo y parto en una Labradora Retriever

Nuestra mascota está embarazada y seguramente tenemos muchas dudas y ansiedad. Es importante que nuestra perra sea controlada periódicamente por un veterinario que supervise su embarazo y pueda despejar todas las interrogantes que tengamos. Consultar con el profesional con respecto a su alimentación, actividad física y cuidados especiales que nuestra Labradora necesite es fundamental para que se sienta bien y sus cachorros nazcan sanos y fuertes.

Generalmente, el período de gestación de una Labradora es de entre 58 y 64 días. Es muy importante saber la cantidad de cachorros que lleva en su panza para determinar cuántos días puede durar su embarazo. Una de las principales causas que desencadena el parto es el estrés de los cachorros por falta de espacio dentro de su mamá. Además, comienza a escasear el alimento en el útero. De esta manera, cuantos más cachorros tenga la mamá, menos durará el período de gestación.

Los síntomas que nos indicarán que el parto se aproxima son: el jadeo, el abdomen duro, temblores y llanto. Cuando estos síntomas aparecen, el parto se producirá dentro de las 24 horas. Lógicamente no querrá ingerir ningún alimento y tendrá algunas pérdidas de tipo acuoso.

Para el parto es recomendable prepararle un lugar dónde se sienta cómoda: la “paridera”. Generalmente la paridera se prepara con maderas con el objetivo de delimitarle su propio espacio. Las maderas deben tener una altura que le permita a la perra entrar y salir sin necesidad de saltar y evitando que los cachorros salgan de allí. En cuanto al piso puede utilizarse algún cartón de tipo corrugado.

 

Etiquetas: , , , , ,

Algunos cuidados de la salud del Labrador Retriever

Afortunadamente, el Labrador Retriever no es una raza con tendencia a padecer enfermedades. Es un perro muy sano, siempre y cuando reciba los cuidados necesarios durante su crecimiento. No es un animal que manifieste ningún tipo de enfermedad específica como suele ocurrir con otras razas. Sin embargo, es fundamental brindarle a nuestro Labrador todo lo que necesite para garantizarle la mejor calidad de vida posible.

Si bien no es un perro que presente enfermedades complejas o particulares, esta raza tiene predisposición a la obesidad. En consecuencia puede presentar displasia de cadera, de codo y también puede llegar a tener dificultades en la visión. Para evitar estas enfermedades, es fundamental asegurarle a nuestro Labrador una alimentación balanceada y una rutina de actividad física, especialmente para controlar su peso.

Lo que la mayoría de los veterinarios indican es realizar con nuestro Labrador alrededor de tres paseos al día. No sólo le servirá para ejercitarse, sino también para sociabilizar. Esta última actividad es muy importante para el Labrador debido a su temperamento amigable con los seres humanos y porque necesita relacionarse con otros pares.

Si existiera la posibilidad, es recomendable que pudiera nadar alguna vez. La natación para el Labrador es muy apropiada ya que esta característica se encuentra en su naturaleza.

Otro consejo sobre la alimentación del Labrador es cuidar la cantidad de comida que recibe. Nuestro veterinario sabrá indicarnos cuánto debe comer nuestra mascota, y debemos evitar dejarle el plato lleno durante el día.

Etiquetas: , , , , ,

Posibles enfermedades del Labrador en la vejez

Cuando nuestra mascota llega a una edad avanzada, debemos seguir cuidándolo con todo el amor y el afecto al que está acostumbrado desde que es cachorro. Nuestra mascota necesitará de algunos cuidados extra cuando envejece y es nuestra obligación asegurarle una calidad de vida buena como se la dimos hasta hoy.

Algunas de las enfermedades frecuentes que suelen aparecer en la vejez son la displasia y las taras oculares. La displasia es muy común en los labradores debido a su cuerpo macizo. Puede presentar dos tipos de displasia, la de cadera y la de codo. En algunos casos la displasia de cadera es hereditaria, aunque puede empeorar a causa de la mala alimentación, obesidad y ejercicios muy fuertes o violentos en la etapa de desarrollo del labrador.

Es importante controlar el crecimiento de nuestro labrador y garantizarle una buena y equilibrada alimentación. Con una dieta saludable podremos evitar el crecimiento excesivo y la obesidad. Los labradores tienen una tendencia natural a engordar por lo que requieren de actividad física. Sin embargo, los ejercicios deben ser adecuados para el labrador en su crecimiento para poder evitar esta enfermedad.

En el caso de las taras oculares es común encontrarse con labradores que presentan cataratas y atrofia de la retina. En el caso de las cataratas pueden aparecer cuando son jóvenes y pueden dejar sin visión al perro al año de vida. Por esta razón, un control con el veterinario todos los años será clave para evitarle esta enfermedad.

Etiquetas: , , , , , ,

Vacunas y cuidados médicos del cachorro

 

vacunas

Cuando adoptamos una mascota, sin importar su raza, es fundamental tomar las responsabilidades correspondientes para garantizar el cuidado y crecimiento saludable del mismo.

Cuando el cachorro llega al hogar, además de la alegría que produce en toda la familia, es importante realizar todas las tareas necesarias para cuidarlo adecuadamente. En primer lugar, debemos contar con algún veterinario que nos genere la confianza suficiente para que se encargue de la salud de nuestra nueva mascota.

Cuando acudimos al veterinario, lo examinará y luego procederá a la desparasitación. Luego del mes y medio podrá aplicársele la vacuna PUPPY contra parvo y moquillo. Es importante que el perro no salga de su hogar antes de las vacunas ya que no tiene su sistema inmune completamente desarrollado y podría contraer alguna enfermedad.

A los dos meses, o a los quince días de la primera vacuna se inocula la DHPPI contra parvo-moquillo, leptospirosis, hepatitis y tos de perreras. Quince días más tarde se le aplicará un refuerzo de esta última y a los seis meses la vacuna contra la rabia.

Luego se repiten las vacunas una vez al año como refuerzo para asegurar el desarrollo completo y adecuado del sistema inmunológico.

Las vacunas son uno de los cuidados básicos que un animal debe recibir. Es aconsejable contar con una libreta sanitaria para poder llevar un control adecuado, no sólo de la vacunación sino de todas las consultas y enfermedades que el animal padezca. De esta manera el veterinario podrá conocer mejor la historia clínica de nuestro Labrador.

 

Etiquetas: , , ,

Responsabilidades al adoptar un Labrador

labrador cachorro

Las razones por las que decidimos adoptar un cachorro pueden ser muchas. Generalmente, los niños son los más interesados en tener una mascota, otras veces es la necesidad de un compañero especialmente en circunstancias difíciles. Sin embargo, no todos reflexionan acerca de las responsabilidades que implica la adopción de un perro.

Mahatma Ghandhi decía que de acuerdo a como trata una sociedad a sus animales, puede determinarse si es o no civilizada. Muy acertadas palabras. Antes de adoptar una mascota es importante conocer si estamos dispuestos y si tenemos las herramientas necesarias para cuidar de un perro adecuadamente. Conocer qué responsabilidades implica tener un animal es fundamental para decidir sobre esta cuestión.

La tenencia responsable se trata de, en líneas generales, asegurar los cuidados básicos que el animal necesita como alimento, casa, comida, salud, paseos, etcétera.

Antes de adoptar un perro es aconsejable informarse acerca de razas, cuidados y obligaciones para asegurarse que podrá con todas estos asuntos. Sin dudas, tener una mascota también ofrece satisfacciones inigualables. Para poder disfrutar plenamente de nuestra nueva mascota es importante ser cautelosos y responsables al tomar la decisión de llevarlo a nuestro hogar.

El Labrador es una raza ideal para la vida familiar, especialmente para convivir con niños. Con amor y respeto, podemos cuidar de un Labrador y sin lugar a dudas crecerá saludablemente junto a su nueva familia. Es uno de los mejores regalos que un niño puede recibir.

Etiquetas: , , , ,