Archivo | Agosto, 2009

Cómo prevenir la rabia

La rabia es una enfermedad viral del sistema nervioso central.
La origina un virus que afecta principalmente al cerebro, llegando a él través de los nervios por una herida que el perro se lame, o alguna lesión en la boca.
La enfermedad se contagia de un animal de sangre caliente a otro, a través de mordeduras o del contacto de la saliva infectada con una herida, la incubación es variable, dependiendo de en qué zona del cuerpo se haya infectado, pero no menos a 10 días ni mayor a 4 meses.
La enfermedad se presenta de dos formas:
Furiosa: en esta forma aparece un evidente cambio de carácter, el perro se torna desconfiado, triste e nervioso, que pasa de sólo leve a muy excitado y extremadamente nervioso, con mirada fija de pupilas dilatadas y chorreándose saliva por la boca, luego inicia la parálisis de las extremidades comenzando y evidenciándose al principio por un andar vacilante, y por último ya no logra levantarse. La muerte llega rápidamente.
Muda: en esta forma el cambio de carácter también ocurre, se vuelve hosco comenzando a refugiarse en lugares oscuros y alejados, o, muchas veces sucede, que busca alterado la compañía de su dueño. La parálisis es progresiva y el animal muere a los 2 ó 3 días.
Como forma de prevenir esta espantosa enfermedad nunca salga con su perro Labrador sin correa y evite las peleas donde otros perros puedan morderlo.
Tener la casa, el jardín y el barrio libres de roedores también es buena prevención ya que son unos de los principales transmisores de la rabia.
Es imprescindible también la vacunación periódica contra la rabia ya que, existiendo esta maravillosa prevención, no existe motivo para dejar padecer a nuestra mascota tan espantosa muerte.
La rabia también afecta a los seres humanos, así que vacune a su Labrador y estará protegiendo a su fiel mascota y a toda la familia.

perros-labrador

La rabia es una enfermedad viral del sistema nervioso central.

La origina un virus que afecta principalmente al cerebro, llegando a él través de los nervios por una herida que el perro se lame, o alguna lesión en la boca.

La enfermedad se contagia de un animal de sangre caliente a otro, a través de mordeduras o del contacto de la saliva infectada con una herida, la incubación es variable, dependiendo de en qué zona del cuerpo se haya infectado, pero no menos a 10 días ni mayor a 4 meses.

La enfermedad se presenta de dos formas:

  1. Furiosa: en esta forma aparece un evidente cambio de carácter, el perro se torna desconfiado, triste e nervioso, que pasa de sólo leve a muy excitado y extremadamente nervioso, con mirada fija de pupilas dilatadas y chorreándose saliva por la boca, luego inicia la parálisis de las extremidades comenzando y evidenciándose al principio por un andar vacilante, y por último ya no logra levantarse. La muerte llega rápidamente.
  2. Muda: en esta forma el cambio de carácter también ocurre, se vuelve hosco comenzando a refugiarse en lugares oscuros y alejados, o, muchas veces sucede, que busca alterado la compañía de su dueño. La parálisis es progresiva y el animal muere a los 2 ó 3 días.

Como forma de prevenir esta espantosa enfermedad nunca salga con su perro Labrador sin correa y evite las peleas donde otros perros puedan morderlo.

Tener la casa, el jardín y el barrio libres de roedores también es buena prevención ya que son unos de los principales transmisores de la rabia.

Es imprescindible también la vacunación periódica contra la rabia ya que, existiendo esta maravillosa prevención, no existe motivo para dejar padecer a nuestra mascota tan espantosa muerte.

La rabia también afecta a los seres humanos, así que vacune a su Labrador y estará protegiendo a su fiel mascota y a toda la familia.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Labrador al rescate

Los Labradores, como buenos perros de agua, gustan de los deportes en el mar, el río, la laguna o la piscina, y pueden ser fácilmente entrenados para salvataje.

El trabajo de lograr obediencia con un Labrador es tarea fácil, ya que se encuentra siempre bien dispuesto para el aprendizaje, y si de agua se trata mucho más, ya que adora meterse en ella y tratará de hacerlo incluso en su cuenco de beber…

Es por ello que este medio es muy bueno para lograr una relación más cercana y la obediencia, a través de juegos y prácticas acuáticas, y ya que nada por instinto no es necesario enseñarle esto.

Aprender a ser salvavidas, va perfectamente con su carácter: buen compañero, obediente y solidario, no dudará en meterse al agua para sacar a alguna persona que pide su ayuda.

Y pasar la tarde jugando con él en la piscina le sirve a modo de ejercicio, que le es tan necesario, para evitar la obesidad y otros problemas de los labradores sedentarios.

En verano, puedes obviar sacarlo a caminar si tienes oportunidad de meterlo al agua, y él estará mucho más feliz con esta mojada opción.

Su doble pelaje lo ayuda a mantenerse seco y tibio, por ello no le importa te encuentras pescando en un río muy frío, le encantará meterse y darse un chapuzón igual. Por lo cual es también muy buen compañero a la hora de salir de paseo por el bosque o el mar.

Los Labradores, amistosos y cordiales, son muy buenos compañeros de juego y para la vida, trata de compartir buenos momentos, como el que aparece en el video, con tu hermoso labrador, que lo disfrutará mucho él… y toda tu familia.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Aventuras para realizar con un labrador

labradores

Los perros labradores son perros resistentes, fuertes y que gustan de las largas caminatas y aventuras por el campo, el bosque y el lago.

En estos tiempos en que está de moda el turismo de aventura, es mejor salir con nuestro amigo labrador que dejarlo en algún hospedaje para perros mientras estamos de vacaciones, si nuestro animal está bien educado disfrutará muchísimo de la salida y la aventura, ya que existen muchos hoteles y cabañas donde se admiten mascotas.

Al ser un perro que antiguamente servía para recoger las presas cazadas en lagunas y bañados, disfrutará mucho de una salida al bosque, el pantano y los lagos, donde tendrá la oportunidad de hacer revivir recuerdos ancestrales y mandatos genéticos, vigorizando su carácter, la confianza en si mismo y ejercitando como es debido sus músculos.

Dentro de las características del labrador se encuentra el gusto y la necesidad de hacer ejercicio.

Si eres amante de la caza de patos o te interesa realizar una excursión de ese tipo, tu labrador puede acompañarte gustoso, y seguramente sumarse a los otros perros cobradores del grupo, aprendiendo a recobrar presas y a disfrutar de otra manera, compartiendo gratos momentos contigo.

El mejor turismo aventura para labradores es un paseo de cacería por los lagos, sin embargo, una larga caminata por un bosque, subir un cerro o salir a descubrir presas por el campo, puede ser el mejor día en la vida de tu perro. Acompáñalo con un rico picnic para dos…

Si te gusta el turismo de aventura, no dudes en llevar a tu labrador, a compartir experiencias y paisajes nuevos.

Etiquetas: , , , , , , ,