Archivo | Octubre, 2008

¿Qué tipo de cuidados requiere un labrador?

Tipos de cuidados que requiere un labrador

l carácter alegre y afable de un labrador contagia a todos los habitantes de la casa. Su simpatía y lealtad están presentes a toda hora y los niños disfrutan enormemente de su compañía y juegos.

Pero al igual que cualquier otra mascota requiere de cuidados específicos, que en el caso de los labradores no son tantos, pero que revisten especial importancia para su salud. Podríamos clasificar estos cuidados en dos grandes aspectos: físicos y psicológicos

Ejercicio: la magnífica masa muscular que convierte a los labradores en perros de gran resistencia requiere de una actividad física constantes, programada y adecuada a fin de mantener tonificados los principales grupos musculares y las articulaciones saludables. El ejercicio también favorece la oxigenación sanguínea y la revitalización arterial.

La actividad física con un labrador puede ser además muy placentera tanto para el perro como para su dueño, pues si lo haces en forma de juego, tu mascota disfrutará correr libremente en interacción contigo; si en cambio prefieres proveerle de ejercicio mediante una caminata compartida, su gran resistencia le permitirá caminar a tu lado durante el tiempo que tú decidas y por cualquier tipo de terreno.

Alimentación: tanto el tipo de alimento como la carga calórica diaria, deberán estar en relación al tipo de trabajo o desgaste físico que tu perro realice. Para los ejemplares adultos las raciones están estimadas entre las 1450 y 1650 Kcal (kilocalorías). Recuerda que en el mercado puedes adquirir alimentos específicos para la raza que lo mantendrán saludable y bien nutrido.

Pelo: su pelo corto y fuerte no requiere demasiados cuidados. Un cepillado diario mantendrá su pelo brillante y libre de polvo. El tipo de alimentación que le brindes también será decisivo para que su pelo luzca sano y fuerte.

Cuidados psicológicos:

El labrador es una raza de gran sensibilidad psicológica. Leales, alegres y obedientes, pueden llegar a sentir gran tristeza frente a una reprimenda demasiado severa. Es importante comunicarse con ellos de manera firme pero amable y prodigarle diariamente unos minutos de atención y caricias que fortalecerán enormemente la relación y su confianza.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Enfermedades congénitas: displasia de cadera

Foto displasia cadera perro labrador

El gran tamaño adulto de un labrador suele tener como consecuencia el desarrollo de una enfermedad denominada “displasia de cadera“. Aunque no necesariamente todos los perros la sufren, aquellos de mayor tamaño o que crecen rápidamente, pueden manifestarla.

Actualmente la ciencia veterinaria pone a nuestro alcance medicación adecuada para poder suministrar a nuestro perro y brindarle una mejor calidad de vida.

Esta afección es hereditaria por lo que lo más recomendado es la castración a fin de evitar el nacimiento de cachorros que también padecerán la enfermedad.

Los primeros síntomas son un decaimiento generalizado del animal: ya no juega como antes, pasa gran parte del día en reposo y hasta puede manifestar dolor al caminar.

Prevenir la displasia de caderas suele ser una tarea sencilla si estás alerta, iniciando los controles adecuados al cuarto mes de vida y luego cada seis meses. De este modo, en caso de sufrir la enfermedad, podrás tomar los recaudos necesarios para evitar su desarrollo a niveles más avanzados.

Otra medida muy saludable para evitar o tratar la displasia de cadera es la natación. Este ejercicio hace que el animal pueda desarrollar y fortalecer sus articulaciones sin desgastarlas y sin ocasionar impacto en las mismas. Dos veces por semana serán más que suficientes para que notes una mejoría significativa en los síntomas de una displasia.

Un punto muy importante es evitar que el animal desarrolle sobrepeso u obesidad, pues las primeras en sentirlo serán las articulaciones. Para ello es menester prestar especial atención a la calidad de su alimentación y frecuencia de la misma. Por ningún motivo debes suspenderle el ejercicio, pues mantendrá las articulaciones en movimiento y esto ayudará a disminuir el dolor.

Evita que el animal viva en un ambiente muy frío o húmedo porque estas condiciones profundizan la afección.

Etiquetas: , , , , , , ,

Más vacunas, mejores defensas

Son muchos los aspectos que puedes considerar para mantener la salud de tu labrador en óptimas condiciones, pero sin dudas uno de los más importantes es ajustarse estrictamente al calendario de vacunación.

Las vacunas específicas para esta raza han denotado un importante crecimiento en los últimos años y todos podemos aprovechar los avances de la tecnología biológica aplicada a nuestras mascotas.

Recordemos que las vacunas son compuestos bióticos inmunizantes cuya presencia en el organismo estimula la capacidad natural de defensa frente a agentes patógenos como virus, bacterias y posibles infecciones.

El plan de vacunación de esta raza debe iniciarse a los 42 días de vida y luego periódicamente cada 25 días (promedio) para complementar las primeras tres o cuatro dosis.

Entre las primeras vacunas que debes aplicarle a tu labrador está la llamada Séxtuple u Octuple, según te recomiende el veterinario y cuya finalidad es prevenir contra parvovirus, distémper, hepatitis infecciosa canina, parainfluenza, coronavirus, entre otras enfermedades.

Cuando el animal cumple los seis meses ya está en condiciones de recibir la primera dosis de la conocida vacuna antirrábica que se repite al cumplir un año de edad.

Estas tres vacunas (séxtuple, óctuple y antirrábica) deben ser aplicadas al menos una vez al año para que tu mascota mantenga elevadas sus defensas orgánicas.

Algunas vacunas pueden provocar efectos secundarios que debes conocer para no alarmarte y recuerda que ante cualquier duda, un profesional veterinario será la persona más apta para atender la salud de tu labrador.

Aquí te dejamos un sencillo cronograma de vacunación de recordatorio:

Calendario de vacunación de mi cachorro
Etiquetas: , , , , , , ,

Ejercitación y buena alimentación, las claves de la salud

Si debemos ser honestos esta raza no es la más indicada como mascota para personas que viven en pequeños apartamentos en la ciudad, a menos que tengas la disciplina y la constancia para proveerle a tu labrador de al menos 60 minutos diarios de ejercicio.

Su gran resistencia física y su sólida estructura muscular requieren de una caminata cotidiana y de una cantidad apropiada de actividad física para mantenerse saludable y fuerte. Un parque cercano, un paseo por la zona, resultan imprescindibles para que el perro desgaste la energía acumulada y no desarrolle sobrepeso.

En cuanto a su alimentación lo adecuado es por adquirir productos balanceados en tiendas especializadas y por supuesto escoger la calidad de marcas reconocidas. En caso que el perro estuviera cumpliendo indicaciones o tratamiento médico, será preciso proveerle de alimento preparado específicamente para su afección y por el término que el veterinario lo indique.

Lo más adecuado es alimentarlo dos veces por día, y en ningún caso debe estar “siempre disponible”. Cuando dejamos alimento para que sea consumido cuando el animal lo desee, es común perder de vista las cantidades ingeridas y por consiguiente se corre el riesgo de que consuma más calorías de las recomendadas.

El agua en cambio, debe estar a su disposición de manera constante y ser fresca y limpia, pues como resultado de su energía y actividad se mostrará sediento durante gran parte de la jornada.

Recuerda que estos son lineamientos generales sobre el ejercicio físico recomendado y el tipo de alimentación que puedas brindarle a tu labrador, pero en ningún caso reemplazarán los consejos profesionales de tu veterinario de confianza.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

5 cosas que debes saber antes de comprar tu labrador

5 cosas que debes saber antes de comprar tu labrador

Aunque todos los cachorros son simpáticos y tiernos, un pequeño labrador puede conquistar con facilidad el corazón de cualquier persona. Es que sus ojos profundos son capaces de atravesar tu voluntad y llevarte a la apresurada decisión de llevarlo a casa. Sin embargo la crianza de una mascota requiere una gran dosis de responsabilidad y un importante “arsenal” de cuidados que debes considerar antes de adoptar un perro que te acompañará durante muchos años de tu vida.

Aquí te dejo las que considero son las 5 principales cuestiones que deben estar satisfechas antes de adquirir un perro labrador:

  • Un conocido refrán entre criadores sentencia que si un perro es agresivo es porque sus dueños también lo son. Recuerda que tu mascota necesitará una educación sistematizada que le permita convivir contigo respetando reglas y límites para que su presencia en la casa no genere conflicto alguno.
  • La salud de tu mascota es muy importante. Para lograrlo es preciso que visites periódicamente al veterinario, de hecho, lo mejor será que tengas un profesional “de cabecera”, es decir aquel al que consultarás ante cualquier duda o situación. El calendario completo de vacunación, una dieta equilibrada y bien nutrida, son fundamentales para que tu perro se mantenga vital y saludable.
  • Aliméntalo con responsabilidad. Si acostumbras a tu perro a comer las “sobras” del almuerzo, es probable que su sistema digestivo comience a mostrar problemas. Lo ideal es alimentarlo con comida profesional especialmente diseñada para perros de su calidad, raza y edad.
  • La higiene es parte de su salud y hay cosas que debes saber antes de comprar tu labrador. Si vas a adquirir un perro como mascota, debes asumir que será menester mantenerlo higienizado tanto como sea posible. Deberás proveerle de su baño semanal, cepillar su pelo una vez al día, entre muchas otras “obligaciones”. Si no son tareas que te agraden demasiado, contempla la posibilidad de llevarlo asiduamente a un salón de belleza canino.
  • El tamaño del perro es directamente proporcional al tamaño de tu vivienda. Si vives en un pequeño apartamento lo más conveniente es tener perros pequeños, y viceversa. Este factor es muy importante antes de decidir la adquisición de una mascota pues allí vivirá gran parte de su vida.

Existen otros factores que influirán notablemente en la decisión de adquirir un perro labrador: tiempo disponible para su ejercicio cotidiano, dedicación a su aseo, presupuesto para afrontar los gastos de un profesional veterinario, entre otros.  Considera cada uno de estos elementos y luego toma tu decisión.

Etiquetas: , , , ,