Displasia de cadera del Labrador Retriever

La displasia de cadera es la enfermedad ortopédica más frecuente en perros, especialmente en labradores. Esto se debe a que es más común en perros de mayor tamaño y peso. Los labradores son perros que presentan un crecimiento rápido y las masas musculares pélvicas disminuyen con el paso del tiempo.

La displasia de cadera es una congruencia inadecuada de la cadera con las cabezas femorales. Estas últimas pueden observarse luxadas. Cuando las articulaciones se encuentran muy afectadas aparee un desplazamiento lateral de las cabezas femorales, que son las responsables del movimiento y la articulación.

En consecuencia la articulación de la cadera se inflama, se daña y por último se debilita la cadera. Se desgastan los cartílagos y los cambios degenerativos son cada vez mayores, apareciendo así la osteoartrosis.

Para detectarla es importante prestarle atención a algunos síntomas que pueden manifestarse. La primer consulta al veterinario aparecen por las dificultades para levantarse y poca estabilidad. Puede suceder que no se manifieste ningún síntoma y el perro llegue a su adultez sin problemas. No obstante, en algún momento de sus vidas van a aparecen los síntomas.

Algunas de las consecuencias de esta enfermedad son la intolerancia al ejercicio, atrofias musculares, incluso pueden ponerse más agresivos debido al dolor. Empiezan a verse más restringidos ante determinados movimientos como correr o saltar.

El diagnostico generalmente se realiza mediante una radiografía. Previamente se le coloca una anestesia para que se relaje completamente y sea posible realizar este estudio adecuadamente.

Existen diferentes grados de la displasia de cadera que van desde una sospecha de la enfermedad, para lo que debe controlarse periódicamente, hasta un nivel grave de la misma.

Etiquetas: , , ,

Embarazo y parto en una Labradora Retriever

Nuestra mascota está embarazada y seguramente tenemos muchas dudas y ansiedad. Es importante que nuestra perra sea controlada periódicamente por un veterinario que supervise su embarazo y pueda despejar todas las interrogantes que tengamos. Consultar con el profesional con respecto a su alimentación, actividad física y cuidados especiales que nuestra Labradora necesite es fundamental para que se sienta bien y sus cachorros nazcan sanos y fuertes.

Generalmente, el período de gestación de una Labradora es de entre 58 y 64 días. Es muy importante saber la cantidad de cachorros que lleva en su panza para determinar cuántos días puede durar su embarazo. Una de las principales causas que desencadena el parto es el estrés de los cachorros por falta de espacio dentro de su mamá. Además, comienza a escasear el alimento en el útero. De esta manera, cuantos más cachorros tenga la mamá, menos durará el período de gestación.

Los síntomas que nos indicarán que el parto se aproxima son: el jadeo, el abdomen duro, temblores y llanto. Cuando estos síntomas aparecen, el parto se producirá dentro de las 24 horas. Lógicamente no querrá ingerir ningún alimento y tendrá algunas pérdidas de tipo acuoso.

Para el parto es recomendable prepararle un lugar dónde se sienta cómoda: la “paridera”. Generalmente la paridera se prepara con maderas con el objetivo de delimitarle su propio espacio. Las maderas deben tener una altura que le permita a la perra entrar y salir sin necesidad de saltar y evitando que los cachorros salgan de allí. En cuanto al piso puede utilizarse algún cartón de tipo corrugado.

 

Etiquetas: , , , , ,

Estimular al Labrador Retriever

Cuando decidimos adoptar una mascota de determinada raza, es aconsejable realizar una pequeña investigación acerca de los cuidados específicos que dicha raza requiere. El Labrador Retriever es una raza de perros ideal para la familia. Es un perro que sabe adaptarse fácilmente a diferentes entornos y es muy cariñoso y juguetón con los niños. Si bien necesita del paseo diario, puede vivir fácilmente en departamentos.

Es importante y recomendable controlar la jerarquización del Labrador. Es un perro con gran inteligencia y en ocasiones puede tender a jerarquizarse hábilmente ante su dueño. No obstante, es un perro que con una educación y adiestramiento sencillos puede corregir esta actitud fácilmente. El Labrador Retriever necesita de afecto, tiempo y en este momento también debe demostrársele la jerarquía del amo. Esto se logra también mediante la alimentación.

La alimentación es muy importante para esta raza. No debemos olvidar que es una raza que tiende a la obesidad y por esta razón debe supervisarse su dieta estrictamente. El alimento que recibe es fundamental para su correcto crecimiento físico e intelectual.

Jugar con nuestra mascota es muy recomendable para mantener su bello temperamento. Es un animal naturalmente cálido y predispuesto a satisfacer y complacer a sus dueños. Sin embargo, si sus dueños no comparten tiempo con él no será posible esperar nada a cambio. Es importante alentarlo y premiarlo cuando realiza bien sus tareas.

Mientras pasamos tiempo con nuestra mascota también podremos aprender a interpretar su comportamiento. Los perros también se expresan y nosotros también debemos aprender a entenderlo, así como ellos lo hacen con sus amos. Cuando aparecen cambios en su comportamiento notables, debemos consultar con el veterinario.

Etiquetas: , , , ,

Labrador Retriever: cualidades como mascota

Es de común conocimiento que el Labrador Retriever es una de las razas más indicadas para la familia. El Labrador es una mascota ideal para una familia en la que hay niños pequeños debido a que sabe relacionarse estupendamente con ellos. Por otra parte, es un perro que necesita espacio ya que es indispensable que realice ejercicios físicos periódicamente. No obstante, es un animal que se adapta fácilmente a diversos espacios y puede vivir en un apartamento sin inconvenientes, siempre y cuando pueda realizar actividad física.

El Labrador Retriever necesita, como todos los perros, de educación y adiestramiento. Es posible llevarlo con un profesional que lo eduque o bien realizar esta tarea nosotros mismos. Para esto es importante contar con tiempo suficiente y paciencia para poder obtener resultados óptimos. Es naturalmente cariñoso, amigable y disfruta complaciendo y protegiendo a sus amos. La educación del Labrador Retriever le facilita su sociabilización con su entorno, ya sea con sus pares o con seres humanos.

Entre sus cualidades se destacan su inteligencia y su facilidad de adiestramiento; su gran capacidad de adaptación; es una raza especial para los niños, aunque esto no significa que debe permitir a los niños maltratarlos; puede convivir con otras mascotas; y es un perro generalmente saludable.

Algunas de sus cualidades más negativas se observan cuando son cachorros. Son extremadamente activos y tienen demasiada energía. Por otro lado, requiere de cepillado al menos una vez a la semana ya que posee un pelaje abundante que necesita cuidados.

El Labrador Retriever es un animal fantástico y una raza que ofrece grandes satisfacciones a sus amos debido a su temperamento e inteligencia. Es un perro muy apropiado como mascota doméstica.

Etiquetas: , , , ,

Algunos cuidados de la salud del Labrador Retriever

Afortunadamente, el Labrador Retriever no es una raza con tendencia a padecer enfermedades. Es un perro muy sano, siempre y cuando reciba los cuidados necesarios durante su crecimiento. No es un animal que manifieste ningún tipo de enfermedad específica como suele ocurrir con otras razas. Sin embargo, es fundamental brindarle a nuestro Labrador todo lo que necesite para garantizarle la mejor calidad de vida posible.

Si bien no es un perro que presente enfermedades complejas o particulares, esta raza tiene predisposición a la obesidad. En consecuencia puede presentar displasia de cadera, de codo y también puede llegar a tener dificultades en la visión. Para evitar estas enfermedades, es fundamental asegurarle a nuestro Labrador una alimentación balanceada y una rutina de actividad física, especialmente para controlar su peso.

Lo que la mayoría de los veterinarios indican es realizar con nuestro Labrador alrededor de tres paseos al día. No sólo le servirá para ejercitarse, sino también para sociabilizar. Esta última actividad es muy importante para el Labrador debido a su temperamento amigable con los seres humanos y porque necesita relacionarse con otros pares.

Si existiera la posibilidad, es recomendable que pudiera nadar alguna vez. La natación para el Labrador es muy apropiada ya que esta característica se encuentra en su naturaleza.

Otro consejo sobre la alimentación del Labrador es cuidar la cantidad de comida que recibe. Nuestro veterinario sabrá indicarnos cuánto debe comer nuestra mascota, y debemos evitar dejarle el plato lleno durante el día.

Etiquetas: , , , , ,